Si desafortunadamente no alcanza usted la calificación necesaria para su certificación, podrá volver a presentarse en una ocasión futura en la misma sede o en cualquiera de las sedes que el Consejo señale. No aprobar un examen de esta naturaleza no es motivo alguno de desánimo. Hay muchos factores que influyen en el resultado. Prepárese mejor para el siguiente. Para el Consejo siempre será un orgullo contar con su honestidad y participación. De acuerdo a las estadísticas históricas del Consejo, más del 80% de los no acreditados en el primer examen lo acreditan en una segunda ocasión.